ATENCIÓN USUARIOS DE ARAGUA SIN MIEDO

La computadora desde donde actualizamos la página web de la organización y publicamos los anuncios de los eventos está dañada desde la mañana del domingo 12 de marzo de 2017, por lo que les informamos que haremos una pausa técnica en la actualización mientras resolvemos los inconvenientes. Gracias por su atención!!!

lunes, 20 de febrero de 2017

Tres actores de un juicio viciado

Tal Cual
18-02-2017
EMILY PLACENCIA

El fundador de Voluntad Popular se entregó el 18 de febrero en Caracas para enfrentar un proceso judicial que resultó amañado. Su abogado defensor rememora los tres elementos que empañan el resultado del proceso que lo condenó a casi 14 años de prisión

"Lo primero que haré en cuanto diga que estoy libre es ir a mi casa a abrazar a mis hijos, decirle a Manuela que cumplí con mi promesa de volver antes de su cumpleaños, pedirle matrimonio de nuevo a Lilian y salir a abrazar a mis hermanos de Voluntad Popular. Si la sentencia es condenatoria usted tendrá más miedo en decirla que yo de escucharla, porque usted sabe que soy inocente".

Con esta frase Leopoldo López concluyó, la noche del 10 de septiembre de 2015, su intervención en el juicio que se le seguía para luego conocer la condena a más de 13 años de prisión. Han trascurrido tres, que lo han fortalecido en su optimismo, dice el ex alcalde de Chacao quien también asegura que no le tiembla la voz -o el pulso- en decir que volvería a tomar el mismo camino recorrido.

Su caso ha sido denunciado con fuerza en el escenario internacional, especialmente destacando la participación de tres personas: la jueza Susana Barreiros, luego nombrada Defensora Pública; el fiscal Franklin Nieves, que huyó del país y denunció que el caso fue manejado políticamente; Rosa Amelia Asuaje, experta en lingüistica cuyo análisis fue tergiversado. Sus testimonios alimentan el expediente de un proceso viciado y carente de garantías para el acusado, condenado por, según la corte, haber causado destrozos el 12 de febrero de 2014 con mensajes subliminales.

LAS PALABRAS QUE NUNCA DIJO
Rosa Amelia Asuaje fue un nombre clave en el juicio contra Leopoldo López. Licenciada en Letras, Mención Lengua y Literaturas Clásicas, esta merideña que fue promovida como la "testigo estrella" de la Fiscalía, terminó denunciando con asombro cómo su peritaje del discurso del dirigente de Voluntad Popular aquel 12 de febrero de 2014 fue "dolosamente tergiversado".

Asuaje, también doctora en Lingüística y Análisis del Discurso, fue designada perito a petición del Ministerio Público. Aseguró en entrevista a TalCual el 14 de noviem- bre de 2015 que su llamado a una labor de "fiel cumplimiento" se realizó a través de un correo electrónico que le enviara la misma fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz.

Consciente del riesgo que le traería esta labor, Asuaje aseguró que las conclusiones de su peritaje fueron torpedeadas por un sector importante y negó haber dicho que Leopoldo López hubiese llamado a la violencia. Sin embargo, la juez del caso concluyó afirmando todo lo contrario y declarando al acusado culpable.

"Sería sumamente irresponsable de mi parte que yo dijese allí que López señaló expresamente que había que incendiar la Fiscalía o que había que usar métodos de violencia física, pues ello no constaba ni en la muestra ni en el corpus del material que se me fue dado por la Fiscalía para analizar", indicó.

PROTAGONISTA DE UNA FARSA
"Quienes me conocen saben la angustia por la que pasé, que no dormía, por el dolor y la presión que me daban seguir con una farsa, para continuar con ese juicio violándole los derechos injustamente a estas personas". Con estas palabras, Franklin Nieves, uno de los fiscales con más trayectoria dentro del Ministerio Público y que tuvo papel protagónico en el juicio a Leopoldo López, confesaría luego, a buen resguardo en Estados Unidos, el papel que ejecutó en una obra teatral cuyo libreto había sido escrito en Miraflores, según dijo.

Conocida la sentencia, huyó del país hacia Miami el 19 de octubre de 2015, cuando afirmó que las pruebas presentadas en el juicio fueron manipuladas, que el proceso fue un fraude.

El exfiscal aseguró que las pruebas fueron inventadas.

"Todos los testigos declararon falsamente para nosotros poder argumentar y culpar a Leopoldo López, para atribuirle el delito de determinador de violencia (...) No hubo incendio en el Ministerio Público. Todo eso lo inventamos en la acusación(...) Las declaraciones fueron ficticias. Salieron como queríamos que salieran en las actas. Obligaron a un funcionario a decir que usó un extintor para apagar el fuego, lo que es mentira. A nosotros nos dijeron `pongan que hubo un incendio, una llamarada’".

Para el abogado defensor de López, Juan Carlos Gutiérrez, las declaraciones de Nieves son suficientes para anular todo el juicio y ordenar la libertad plena del fundador de VP. "En cualquier parte del mundo se traduce a una causal de nulidad".

Meses después de su llegada a Estados Unidos, se conoció que Nieves se gana la vida matando uno que otro trigrito. "He hecho pintura, así, por día. Yo prefiero lavar carros que lavar dinero del narcotráfico o la corrupción. Yo ese uniforme del autolavado lo llevaba dignamente", ha dicho.

EL VERDUGO VISTE DE MUJER
Susana Barreiro ya no es juez. Fue nombrada Defensora Pública General por la Asamblea Nacional que presidía Diosdado Cabello, quien aparece sonriente junto a ella en fotografías hechas públicas. De su boca salió la condena de 13 años, 9 meses y 7 días de cárcel para Leopoldo López. Una sentencia que la marcaría de por vida como "la verdugo" de la "época más oscura del chavismo", según quienes apoyan al de Voluntad Popular. Egresada como abogada de la Universidad Bicentenaria de Aragua entró a nómina del Poder Judicial con tan solo 21 años de edad, según quedó registrado en los datos del Instituto de Seguridad Social.

El abogado defensor Juan Carlos Gutiérrez asegura que Barreiros intervino y participó directamente en procedimientos que afectaron gravemente los derechos humanos del acusado. "El primer punto está vinculado a la negativa de la jueza de recibir las pruebas de la defensa, sin embargo, se insistió que debían ser aceptadas por el Tribunal aún en fase de juicio y esa circunstancia no fue recibida". La defensa no pudo promover a sus testigos ni a sus pruebas. Gutiérrez destaca que la realización de múltiples audiencias sin que se permitiera el acceso al personal diplomático y medios de comunicación, y el trato discriminatorio con prohibición específica de entrada de amigos y miembros del partido de López suprimieron el carácter de público al juicio, lo que constituyó una violación a las normas legales. Sin embargo, lo más grave y resaltante para el abogado es la absoluta tergiversación del contenido de la prueba del juicio. "Es increíble que a pesar de las expresiones contundentes que los peritos hicieron al análisis del discurso de López, quienes nunca afirmaron que fuera violento, la jueza Barreiros concluyera en afirmar lo contrario". Gutiérrez no olvida el "sorpresivo" nombramiento de la jueza como Defensora Pública General luego de condenar a su defendido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario