Una Invitación de Aragua sin Miedo

Documento: El Estado Aragua que queremos DE TODOS Y PARA TODOS

Aragua en Red hace un llamado a la Paz

Manifiesto de Aragua en Red

ASM ante la Grave Conflictividad

lunes, 29 de agosto de 2011

Ni los muertos descansan en paz en el cementerio La Primavera. “Paleros” pagan desde mil bolívares por restos humanos.

Los visitantes semanalmente se encuentran con sorpresas, como esqueletos desmembrados y urnas destrozadas. Los paleros han dejado a un lado el miedo y el respeto por los muertos y arrasan con todo a su paso.

WENDY RAMÍREZ | el siglo
fotos | JOSÉ LUÍS VALERA


Los deudos deben encomendarse a Dios al llegar al cementerio La Primavera y no conseguirse con alguna sorpresa

Dorys Reyes nunca pensó que después de un año y ocho meses le quitarían el cráneo y los huesos al cuerpo de su madre

Los llamados paleros destrozan las tumbas para hacer actos de paganismo

Según denuncian, al menos 10 profanaciones se practican a la semana

Aunque el cementerio La Primavera es uno de los lugares más antiguos de la Ciudad Jardín no deja de ser visitado por deudos quienes muestran su profunda preocupación por la inseguridad y el estado de abandono del camposanto. A esta situación se suma la nueva era de profanación de las tumbas con la finalidad de llevarse los “cráneos”.

Esta situación actual, despertó la ira y la indignación de la familia Reyes, quien en días pasados recibió una llamada de uno de los trabajadores de La Primavera, informándoles que se habían llevado “todo” de la tumba de su madre.

“Nos llamaron a mis hermanas y a mi, que habían levantado la tumba y se llevaron no solo el cráneo sino los huesos de mi madre que se encontraba en esos espacios desde hace un año y ocho meses. Esta situación nos indigna pues es alarmante y mas si el gobierno no hace nada al respecto”, dijo Dorys Reyes, quien descubrió que profanaron la tumba de su madre que yacía en esos espacios desde hace un año y ocho meses.

Aunque este problema tiene varios años suscitándose en todos los cementerios del estado Aragua, para la fecha el Gobierno municipal ha ignorado el problema, a tal efecto, que durante los últimos meses se han incrementado las profanaciones de las tumbas, específicamente en La Primavera.

Según Dorys Reyes, principal afectada y con una lista enorme en la mano de los familiares que también han atracado, manifiesta que alrededor de diez tumbas son profanadas semanalmente. No descarta que las personas foráneas que limpian la maleza y los escombros, estén en complicidad con el robo de las tumbas.

Es de resaltar, que en el pasado, cuando se robaban tumbas, el objetivo principal era sustraer objetos personales, como joyas o piezas dentales de oro, dijo otra de las visitantes del sector.

Hoy, los ladrones están saqueando las tumbas por razones más siniestras. Según los mismos visitantes y trabajadores del cementerio, los compradores de los huesos tienen nombre y apellido: los llamados paleros; practicantes de un culto de magia negra relacionada con la santería, cuyo aumento en popularidad es causado por una extraña pócima de fe y política.

“La santería, la brujería y la magia negra ahora son mucho más abiertas. Esa es la razón”, sostuvo Jesús Venal, quien es el padre de la capilla ubicada en el cementerio. “Por supuesto, el Estado está consciente de los robos, pero no ha tomado los pasos necesarios para ponerle fin”, dijo.

Paleros hacen su negocio

Las constantes profanaciones no son gratuitas, estos sacrificios tienen un precio. Pues Dorys y Maryuris Reyes mientras daban un recorrido por el camposanto enseñando las condiciones en que se encontraban la tumba de su madre, comentaron que es común a cualquier hora del día observar en las afueras y en el interior del camposanto, restos de gallinas muertas y frutas atadas con una cinta roja.

“Hasta chivos descompuestos han aparecido en el lugar. El olor nauseabundo que emana del cementerio por esta causa es insoportable”, enfatizó Reyes. Asimismo, explicaron que después de las 5:00 pm, cuando se cierran las puertas al público el lugar se convierte en tierra de nadie.

“A partir de las 6:00 pm se observan desconocidos caminando por las fosas. Hemos detectado mafias, pues hay quienes se dan a la tarea de profanarlas, sin previo consentimiento de los familiares para luego vender lo que encuentran a los brujos”, sentenció. A juicio de la afectada, existe un negocio entre los llamados paleros y los trabajadores que limpian el camposanto.

“Tiene que haber mafia pues que va saber un palero cuanto tiempo tiene un cuerpo enterrado, son los mismos limpiadores que por 200 o 300 bolívares les dicen al comprador cual cráneo llevarse ante esto el gobierno no hace nada”, acotó.

Según la información que maneja, son unos mil bolívares que cobran por cráneo dependiendo del tiempo de fallecido y la edad que lo busque.

Apuntó que la culpa principal la tiene el Estado pues si privatizaran o se ocuparan del camposanto esta situación estaría controlada ya que para nadie es un secreto de la ola de violencia que se presenta en dichos espacios.

“La gente entra como Pedro por su casa, de cada diez personas que visitan en una hora el cementerio, nueve se quejan del problema que se vive en La Primavera, muchas veces hemos observado a militares haciendo ese tipo de cosas y santeros buscando y revisando tumbas”, exhortó Maryuri Reyes.

Proponen museo o panteón histórico

Del mismo modo, Jesús Venal, padre de la capilla del cementerio dio sus declaraciones y ante las profanaciones repudió estos hechos. Considera que en la actualidad la brujería, santería y afines está socialmente tan libre que nadie hace nada al respecto.

“Llegan los paleros hacen sus ritos con calabazas, berenjenas y otras cosas pero nadie dice nada ni se meten en eso, estamos en una sociedad donde se ignora lo que ocurre”, aseveró. Igualmente, Venal refirió que son muchas las quejas y denuncias que cada domingo recibe de los deudos angustiados por la profanación de sus seres queridos.

Ante ello, dejó claro una propuesta para el cementerio La Primavera que dentro de poco cumplirá un centenario. “el proyecto es exigir que se realice un operativo de desmalezamiento, recuperación de tumbas, cerca perimetral, y lo más importante, de seguridad.

También se requiere desalojar a los indigentes que se refugian en este camposanto para de esta manera devolverle la tranquilidad a los maracayeros que acuden a visitar a sus difuntos.

“No está demás que en dichos espacios se requiera de un museo que ya no se entierren mas personas y solo sea de visita para los deudos, de esta manera se daría cuidado a tantas reliquias y piezas de gran valor histórico que reposan en estos espacios” dijo.

Un poco de historia

El cementerio La Primavera se ubica en el sector suroeste de la ciudad de Maracay (capital del estado Aragua) y fue creado en 1915 para reemplazar el viejo cementerio de la calle Páez (desaparecido hacia la década de 1940).

La Primavera es un valioso documento acerca de la historia de la ciudad, por lo menos la de casi todo el siglo XX. Allí se hallan, sobre todo, los restos de personajes de distinta condición social que a su modo aportaron su grano de arena para construir esa historia. Entre ellos, los milagrosos Jacinta Flores, Isabel Ortiz y Juan Gómez (estos dos últimos médicos y esposos); los Girón (miembros de una de las dinastías de toreros más importantes de América), y el general Juan Vicente Gómez, quien yace junto a los suyos en el panteón familiar, obra de Antonio Malaussena (1919).

Este camposanto forma parte del Registro General del Patrimonio Cultural Venezolano realizado por el Instituto del Patrimonio Cultural-IPC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada